Mito de Teseo

Muchos conocen a Teseo por haber matado al Minotauro en aquel laberinto maldito. Sin embargo, el ateniense también participó en el viaje de los argonautas y la feroz guerra contra los centauros.

El mito de Teseo nos cuenta que este joven fue uno de los más grandes reyes de Atenas. La tradición suele colocar como padres del héroe a Etra y Egeo. La madre del mítico ateniense era nada menos que una oceánide, es decir descendiente de Océano y Tetis. Por su parte Egeo fue uno de los gobernantes más antiguos de la ciudad de Atenas. Así pues, desde pequeño fue un joven inquieto y participo en muchas aventuras hoy hechas mito.

El héroe que participó en las más grandes hazañas

Entre las grandes hazañas que narra el mito de Teseo tenemos que alguna vez, junto a su amigo Pirítoo, raptó a Helena. Esta hermosa espartana participaba en una danza en honor a Artemisa, cuando los héroes la secuestraron. Sin embargo, una vez en Atenas, el pueblo se opuso a que permaneciera y la hermosa griega tuvo que ser devuelta. Así mismo, Teseo fue quien dio muerte al Minotauro. Este es el pasaje más popular del héroe, donde el ateniense entra al laberinto de la bestia pero deja un rastro para regresar. Una vez en el interior, Teseo blande la espada que le fue proporcionada por Ariadna y pone fin al hijo maldito de Minos.Por otra parte, el mito de Teseo nos lleva hasta la nave de Argo y los míticos argonautas. Este viaje consistió en la búsqueda del vellocino de oro, la piel dorada de un carnero custodiada por un dragón. Era indispensable conseguir esta piel mítica para que Jasón recuperara su reino. Así pues, entre los tripulante estuvo el grandioso Teseo. Además, en la famosa guerra contra los centauros, Teseo y Pirítoo combatieron valerosamente. Desde aquella batalla, los violentos centauros desaparecieron de las tierras helénicas y sólo reinó la civilización sobre la barbarie. Por último, se sabe que cuando Teseo estuvo en el Hades, los hermanos de Helena raptaron a su madre y la hicieron esclava. También hicieron huir a sus descendientes y pusieron en el trono de Atenas a Menesteo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *