Leyenda Laguna del Inca

De acuerdo con la tradición oral, esta laguna debe su hermoso color a la amada muerta de un antiguo Inca. Ambos fueron separados por la desgracia.

Una de las leyendas más famosas de Chile es la de la laguna del Inca. Quienes hayan visitado Portillo sabrán que en la cima de la cordillera de Los Andes hay una laguna. Este cuerpo de agua es conocido como la laguna del Inca y se presume está encantado. Esto se debe a que hace miles de años el Inca Illi Yupanqui estuvo a punto de contraer nupcias en ese lugar. La amada del gobernante llevaba por nombre Kora-llé, una mujer belleza extraordinaria. De acuerdo con el relato, el rey quiso casarse con ella la cumbre de una montaña al costado de la laguna.

Tragedia en la laguna del Inca

Por desgracia, la boda entre Illi Yupanqui y Kora-llé no pudo concretarse debido a un terrible accidente. Cuando llegó el día de la ceremonia, la doncella vistió finos vestidos de lino que resaltaban sus ojos esmeraldas. Acorde con las tradiciones, la doncella debía hacer una procesión que consistía en descender de la montaña. Sin embargo, el camino era muy estrecho y el suelo estaba cubierto por rocas que provocan resbalar. Como era de esperarse, Kora-llé cayó al precipicio. Su muerte fue inevitable y dio origen a los relatos de la laguna del Inca.Entre las historias de la laguna del Inca se dice que el Illi Yupanqui preparó un sepulcro único para su amada. A pesar de la gran carrera que realizó el gobernante, no pudo evitar la trágica muerte. El único consuelo que encontró, fue honrar la memoria de Kora-llé dándole sepultura en el fondo del lago. Se cree que por esta razón, las aguas de la laguna poseen el color verde esmeralda de la princesa. Además, algunos aseguran haber visto el fantasma de la mujer caminando por la superficie del agua. Los lamentos que emite Kora-llé son capaces de desgarrarle el corazón hasta el más duro de los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *