Mito de Las Parcas

Este fascinante y a la vez terrible mito nos habla de tres criaturas míticas que controlaban el destino de los hombres y dioses. Ni siquiera Júpiter podía estar por encima de sus designios.

El mito de las Parcas (o Moiras, según la mitología griega), nos muestra a  tres hermanas que determinaban el destino, tanto de los dioses como de los seres humanos. Eran tres mujeres lúgubres, responsables de fabricar, tejer y cortar el hilo de la vida de los mortales. Durante el trabajo, las Parcas hacen uso de la Rueda de la Fortuna, que es el telar utilizado para tejer los hilos. Las vueltas de la rueda colocan el hilo de cada persona, en su parte más privilegiada, la parte superior; o en su parte menos deseable, en el fondo, explicando así los períodos de buena o mala fortuna en la vida de todos.

Origen del mito de las Parcas

Pertenecían a la primera generación de divinidades originadas del Caos. Las Parcas eran hijas de Nix (la noche), así como Nix, eran domadoras de diosas y hombres. Moira, en singular, inicialmente significaba destino en griego. En la Ilíada, representaba una ley que se cernía sobre los dioses y los hombres, pues ni Zeus (Júpiter) estaba autorizado a actuar sin interferir con la armonía cósmica. Tan fatídico es el mito de las Parcas.
En la Odisea también se hace referencia al mito de las Parcas, en donde aparecen como hilanderas. Los poetas de la antigüedad describían a las Parcas como doncellas de aspecto siniestro, de grandes dientes y largas uñas. En las artes plásticas, al contrario, solían ser representadas como hermosas doncellas.

Según el mito de las Parcas, los nombres de las tres hermanas eran:


•Cloto, en griego, significa fiarse, sostenía el huso y tejía el hilo de la vida. Junto a Ilítia, Diana y Hécate, Cloto se desempeñaba como diosa de los nacimientos y partos. 
• Láquesis actuaba junto con Tyche, Pluto, Moros y otros, actuando sobre diversos episodios en la vida, dotando a las personas tanto de buena como de mala fortuna.
•Átropos, en griego, significa apartarse. Era ella cortaba el hilo de la vida. Átropos junto a Tánatos, Quieres y Moros, declaraba el fin de la vida.

Los meses del calendario actual fueron adaptados del antiguo calendario lunar. Para los romanos, eran llamadas Parcas y el significado del nombre de las Parcas viene del verbo parir, dar a luz. El embarazo humano dura nueve lunas y no nueve meses. Por lo tanto, la novena luna, es la Parca la que teje el hilo de la vida en el útero materno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *