Leyenda del Segoviano

Durante los años 1600, Don Bartolo vendió su alma al diablo a cambio de placeres y abundancia. Sin embargo, 50 años después del pacto el Diablo reclamó su alma.

Leyenda del segoviano

Este es otro relato originario del estado de Querétaro, se trata de la leyenda del Segoviano. Hace muchos años, durante los años 1600, vía en Querétaro un hombre acaudalado. Este personaje llevaba por nombre Bartolo y se decía que estaba enamorado de su hermana. También era conocido que el hermano llevaba una vida llena de lujos sin tener que trabajar. Así mismo, durante cada cumpleaños, el Segoviano ofrecía una deslumbrante fiesta y realizaba un brindis. –Por mi hermana, por mi alma y por el 20 de mayo de 1701. Nadie entendía por qué realizaba un brindis por una fecha dentro de 50 años.

La leyenda del Segoviano y el brindis por 1701

La vida del Segoviano continuó sin mayor novedad, todo era opulencia y placeres. No obstante, cuando llegó la noche del 20 de mayo de 1701 ocurrió una terrible explosión. Según la leyenda del Segoviano, el cielo se tornó de color rojo como la sangre o como el fuego del infierno. A la mañana siguiente, nadie había salido de la casa de Bartolo. Por esta razón, un grupo de personas en compañía de las autoridades ingresaron al lugar. El contingente se llevó una espeluznante sorpresa: en la cama estaba el cadáver de la hermana, estrangulada por Bartolo.


La terrible leyenda del Segoviano continúa con el cuerpo de Bartolo, completamente quemado. Aquella mañana, además del cuerpo inerte de la hermana, el Segoviano apareció pegado al techo. Se encontraba completamente desnudo, con toda la piel y los músculos hechos un carbón. Sin embargo, el hombre todavía imploraba perdón a Dios. Para desprenderlo del techo, fue necesario realizarle un exorcismo. Entonces, su cuerpo cayó inerte en el suelo. Por si fuera poco, una de las personas encontró un papel negro con escritos blancos entre las propiedades del difunto. Se trataba de un pacto con el diablo: todos los lujos y placeres durante 50 años a cambio de su alma. Esta fecha coincidió con el 20 de mayo de 1701.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *