El mito colombiano de la Muelona

Esta historia de terror colombiana se trata de un mito que habla de una mujer con grandes y afilados dientes, que ataca a los hombres cuando quieren besarla.

Este mito que es conocido en diversas partes de Colombia se asemeja más a una historia de terror. El mito de la Muelona corresponde a la historia de una mujer de incomparable belleza; belleza que contrastaba con los afilados colmillos que tenía.

La Muelona suele ser descrita como una mujer coqueta dispuesta atraer a los hombres con sus encantos y gracia. Los hombres, usualmente, caen enamorados de ella tras verla por primera vez. La Muelona, cuando sabe que un varón ya se ha enamorado de ella, los toma de la mano, y los lleva a pasear por lugares solitarios.

La Muelona


El problema viene cuando los hombres a los que ha conquistado la Muelona desean recibir un beso; entonces, los muerde ferozmente con sus afilados colmillos.

Se cuenta que la única protección que funciona para que los hombres se libren de este perturbador encuentro con la Muelona es portar algún escapulario de la Virgen del Carmen o, en su defecto, alguna imagen de San Isidro Labrador.

También se recomienda que ningún hombre camine solo, sobre todo si lo hace por lugares solitarios o pequeños pueblos donde no haya personas a la vista que, en caso de que la Muelona lo seduzca, puedan auxiliarlo.


Supuestamente, la principal característica de esta mujer monstruosa son sus ojos, con los que se cree hipnotiza a los varones y los conduce por sitios que sólo ella conoce.

Muchos aseguran haberla visto o escuchado. Sin embargo, la Muelona no ataca a los hombres que pertenecen a familias ricas o respetables; menos donde haya niños pequeños, mujeres recién embarazadas o recién nacidos.

Se dice que los dientes de la Muelona pueden perforar lo que sea, bien el rostro de un hombre, bien los huesos de un animal grande como una vaca o un caballo.

1 opinión en “El mito colombiano de la Muelona”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *