Leyendas de los animales de mal agüero

Entre los pueblos de Nariño hay animales famosos por traer la fortuna, pero otros invocan la desgracia y la muerte. En esta leyenda colombiana te contamos todo.

En todas las culturas y pueblos hay supersticiones y creencias, como la leyenda de los animales de mal agüero. En este relato de Nariño, Colombia, se asegura que cuando determinados animales aparecen son augurio de desgracia. El primero de estos es el búho. Es bien sabido que cuando esta ave nocturna se canta cerca de las casas, un miembro de la familia muere. En el mejor de los casos, cae gravemente enfermo. El segundo de los malos animales es el murciélago, cuando entra en los hogares y se pega en la pared. En ese caso, la familia se lamenta porque alguien de ellos morirá irremediablemente.

Animales buenos y animales de mal agüero

Continuando con la lista de animales de mal agüero, nos extraña encontrar al colibrí dentro de ellos. En la región de Nariño se le conoce como Quinde. Cuando este peculiar animalito se posa en una puerta o en una persona, la muerte es garantizada. Si bien esto sucede con las familias, hay indicios mucho peores. Tal es el caso del gallo, que si se echa a cantar alrededor de las cinco de la tarde anticipa la enfermedad en el pueblo. A los pocos días, una y otra persona comienzan a morir y no se puede hacer nada. Sin embargo, nada es más fatídico que una gallina cantando como gallo. La calamidad azotará la comunidad.Así como hay animales de mal agüero en las leyendas colombianas, también hay animales bondadosos. La criatura más benéfica y queridas de todas es la curiquinga, un ave endémica. Cuando estos pájaros cazadores revolotean cerca de las personas, próximamente habrá un noviazgo o matrimonio. Así mismo, si este plumífero vuela los surcos, mientras se lleva a cabo la siembra, la cosecha será buena y abundante. Por último, se cree que cuando uno encuentra un zorro y este nos orina, ya no podrá afectarnos ningún maleficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *