Mito del Caleuche

Los navegantes de los mares Chiloé saben de la presencia de un barco fantasma llamado El Caleuche. Aunque muchos lo han visto, nadie sabe quién lo tripula o dónde va.

En la región del Sur de Chile, en los mares de Chiloé, se puede ver un barco fantasma: el mito del Caleuche. Todos los navegantes de los canales del Sur de Chile han escuchado hablar alguna vez de un barco fantasma. Según estas narraciones, el navío está tripulado por fantasmas. A este respecto, algunos aseguran que son seres terroríficos; mientras que otros declaran que son hombre de buena estampa. Sea cual sea la identidad de los tripulantes, todos coinciden en las características del barco. A grandes rasgos, el buque puede volverse invisible súbitamente o generar espesa neblina. Algunos más aseveran que la nave se transforma en un grupo de delfines.

Los secretos del mito del Caleuche

Otro elemento importante del mito del Caleuche es el tipo de contacto que tiene con los hombres. Al ser un barco fantasmagórico, lo más probable es que se dirija a una ciudad mítica escondida entre las aguas. Por este motivo, muchos consideran que de vez en cuando llevan a los hombres a estas tierras. Por lo tanto, esos comerciantes tendrán acceso a riquezas numerosas y sus negocios podrán prosperar. También se especula que el navío recoge las almas de todos aquellos que murieron ahogados. En cambio, aquellos vivos que muestren conductas irrespetuosas para el Caleuche serán castigados con la muerte.A pesar de lo riqueza imaginaria del mito del Caleuche, no faltan los que intentan explicarlo. Se piensa que esta es una variante del famoso Holandés Errante, ya que hubo presencia de piratas holandeses en la región. No obstante otros apuntan a que sólo es una distracción para encubrir el tráfico de mercancías ilegales. A propósito, incluso en la leyenda se ha relacionado al barco con ciertos fraudes. Es decir, a los comerciantes marinos que enriquecen rápidamente se les acusa de tener tratos ocultos con la tripulación maldita del Caleuche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *